Prometedor otoño.

Atrás queda el verano tan fatigoso, el mes de los propósitos y de empezar a llevarlos a cabo. Comienza el otoño que para mi suele ser la mejor época del año.
Atrás dejamos las recogidas de firmas para la ILP y comienza el que creo largo trayecto para conseguir objetivos.
No cambia la lucha por nuestras necesidades, por nosotros mismos, la lucha por vivir con dignidad y por salir adelante.
Mucho es lo iniciado en este mes de septiembre y mucho con lo que continuo por conseguir mi mejor calidad de vida. Poco a poco voy consiguiendo normalizar todo, llegar a ser capaz de tener tiempo para todo y todos, incluso para mi misma.
Jamás pensé, y digo bien "jamás" que sería capaz de cosas a las que hoy me aferro y saco adelante:
Cuidar mi alimentacion.
Hacer ejercicio físico.
Llevar el trabajo diario.
Ayudar en la asociación.
Tener a mis hijos y mi marido atendidos en sus necesidades, y si no puedo, que ellos sepan entender y comprender.
Moverme en redes sociales, personalmente, con mi trabajo y con la asociación.
Y poder disfrutar de mis hobbies como el fútbol o la escritura.
Naturalmente queda mucho por conseguir pero esto es mucho más de lo que nunca pensé y como siempre digo, e insisto, no siempre será igual. Llegarán malos momentos, dolores y síntomas que me harán bajar el listón pero el listón ya tiene memoria y vuelve luego al mismo nivel.
Ilusión, buen humor y creer en uno mismo es la base para sacar todo esto adelante y de momento va funcionando.
Espero y deseo que este mes de octubre sea tan prometedor como parece.



Mar.

Entradas populares de este blog

"Mi sitio seguro" La importancia de una buena terapia psicológica.

La teoria de las cucharas de Christine Miserandino.

Evitar el descontrol. Paso a paso.