Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2017

¿Como hablar de Fibromialgia en menos de 7 minutos o morir en el intento?

Imagen
Sí, un espacio de tan solo 7 minutos y súper agradecida, muy lógicos en un programa de tan solo 30 minutos a los que sacan un partido tremendo y sus contenidos de lo más interesantes. Solo necesité 1 podcast para engancharme y según escuchas más, te das cuenta de la profesionalidad de los que hacen posible el programa. Si a eso le añades que la agencia a la que pertenece el programa es puntera y de referencia en España, aquello cómo que te achica un poco.En fin, que de aquello que creía no muy difícil sobre un tema que por desgracia conozco hace muchos años, en primera persona y consciente del peso que llevaba encima y la responsabilidad de hablar por el 4% de la población española, me encontré con una presión impuesta por mi y sin tiempo ni para pensar, allá me lancé.Dos días preparando mis chuletas, de aquellas que hacíamos en el "cole" o el "insti" para cuando se te olvidaba la lección. Recortando de aquí y de allí, repasando texto una y otra vez, leyendo infini…

La importancia de la donación del cuerpo a la ciencia y de estar bien informado.

Imagen
A la edad de 14 años mis dolores avanzaban, después de muchas visitas al medico reiteradas, me diagnosticaron posibles "fiebres reumáticas" o algún tipo de "reuma" diagnóstico por unos altos marcadores en lo que se denominaba ASLO, aquellos marcadores normales rondaban los 250, yo tenía entre 800 el más alto a 550 el más normal para mí. Entonces cada semana tenía que ir a hacerme analíticas. Eran tantas las analíticas que empecé a plantearme que si toda esa sangre en vez de ir al laboratorio, fuese para donar sangre a quien lo necesitase sería "¡la leche!" Por aquel entonces era menor de edad y por lo tanto no podía serlo pero aquello me marcó y en cuanto tuve ocasión fui a donar y de tanto en tanto seguía donando sangre. Hasta que por la medicación que tomaba no me lo permitían. Al cabo del tiempo ya sin medicación intenté volver a donar y cuál fue mi sorpresa al ver que ya no podía donar por culpa de "mi compañera". Ni sangre, ni médula que ya…