"La vida es del color del cristal con que se mire"


Duros trazos de tonos grises 
e incluso negros,
asoman en el abismo del dolor.
Aquel que convive conmigo,
hasta los confines del mar.
No puedo, ni debo, ni quiero
trazos grises avistar.
Que sean trazos, aunque a trozos
de mil colores como aquel cristal...

Caleidoscopio de infancia,
colores con mil cristales,
transformados 
en pequeños sueños.
Suaves miradas,
ensimismadas y atentas
al nuevo cambio al hacerlo girar.

  

Cristales de colores
para ver en la oscuridad,
para plantarle cara 
a esta mi enfermedad.
De brillos intensos,
naranjas, rojos fuego
como la lava de un volcán.
Amarillos, rosas
cual jardín floral.

Y aquel que ose esconder
mis cristales y sus colores
negándome el sueño 
de vivir con "mi propia realidad"
que pruebe la hiel de los grises,
y se compadezca de su cruda verdad.

Mar, rosa azul.








Entradas populares de este blog

"Mi sitio seguro" La importancia de una buena terapia psicológica.

La teoria de las cucharas de Christine Miserandino.

Evitar el descontrol. Paso a paso.