Disfrutando, a pesar de...

Cuando no puedes ser tu mismo hacen falta sutiles pinceladas o versos escondidos, sin darse cuenta te dejan libre para ser quien quieres ser.
Anularas mis actos, me anularas físicamente, quizás no pueda expresarme pero nunca podrás con mis pensamientos "compañera". ¿Neblinas a mi? No "compañera", solo retrasas por momentos mi facilidad de palabra. Soy capaz de mil cosas a la vez y disfruto de las cosas que no puedes alcanzar. 
Mis pequeñas cosas... con ellas alcanzo la cima de esa montaña que forman juntas. 
En la tarde, la radio, esa que siempre me acompaña. La divina palabra escuchada, llevándome allá donde quiero estar. Mis momentos.
¿Hay algo más poético que disfrutar de aquello que te gusta y divierte? No lo creo. Es el sentimiento el que te da las más bellas palabras. Y el sentimiento lo da aquello que te hace sentir, vibrar, soñar.

                 

Mar.
 

Entradas populares de este blog

"Mi sitio seguro" La importancia de una buena terapia psicológica.

La teoria de las cucharas de Christine Miserandino.

Evitar el descontrol. Paso a paso.