23 de febrero de 2017

¿Hasta cuando tanta incomprensión, incompetencia y falta de corazón?

¿Por qué crea tanto caos esta "maldita compañera" inevitable e inseparable en nuestras vidas? ¿Por qué aún hay profesionales de la salud tan reacios a entender, explicar y aliviar el miedo con el que se encuentra una persona cuando el diagnóstico aún está por ver o se intuye después de pruebas y pruebas sin dar ninguna señal para tanto dolor y cansancio?

Hoy atendí una llamada de una chica de 24 años, angustiada y pidiéndome por favor que le dijera dónde puede hacerse las pruebas para que la diagnostiquen Fibromialgia porque su médico le hizo muchas pruebas y todas daban bien. 

Estaba tan agobiada que no podía parar de llorar y hablar sin coherencia. Tuve que hacer de tripas corazón, aguantar las ganas de llorar con ella, escuchar hasta que se desahogó completamente y empezar a explicarle.

En primer lugar decirle: "No hay pruebas que puedan hacerte que de positivo a tener fibromialgia, su diagnóstico tardarán mucho tiempo en confirmarlo" 


    - "¿Pero entonces? ¿Como voy a poder seguir trabajando 12 horas al día? Me dieron baja solo una semana porque no tengo nada. Y tantas horas no pueden ser buenas ¿no? Es que cuando llego de trabajar no puedo ni hacer la cena. El otro día mi novio tuvo que bajarme al hospital porque no podía ni tenerme en pie, me temblaba todo."


Y así es como te pones en su pellejo y recuerdas por todo lo que pasaste y comprendes cómo se encuentra. Aliviarle es de gran dificultad cuando está en el inicio, cuando todo son preguntas y las respuestas verdaderas son inquietantes y nada resolutorias. Esa es nuestra cruda y dura realidad. 

El alivio solo puede llegar desde mi tranquilidad, mi comprensión y trasladándole la calma que no tiene y el apoyo incondicional. Saber que no está sola, que desde la asociación se le puede enseñar a llevar mejor todo ese malestar. Dandole esperanzas y "trucos" (la depresión que tiene no es ningún truco y es motivo de baja) para volver a pedir esa baja que se le hace tan necesaria. Que utilice los recursos que tiene a mano para salir del atolladero y hacerle saber que puede contar personalmente conmigo para cualquier duda que le surja y que puede llamarme cuando no pueda más. 

Palabras claves: Ayuda, apoyo, corazón, cuenta siempre conmigo. 


    - "El lunes voy a la asociación, quiero conocerte. (Y cómo le digo que no estaré) 

    - No puedo ir el lunes a la oficina, pero estarán personas que tienen Fibromialgia y sabrán entenderte.  No te preocupes hoy más, poco a poco te ayudaremos a encontrarte mejor. No consultes nada por internet, hay mucho y te puede crear confusión (o desmoralizarte) las dudas las apuntas y me las preguntas o me llamas. 

Nos vemos el lunes, cuídate corazón y no te olvides que siempre encontrarás apoyo, ayuda y comprensión en este teléfono, en la asociación y en mi persona."




Y el decirle: nunca se cura, tendrás rachas malas, vivirás con dolor, cansancio y muchos otros síntomas toda tu vida y tantas y tantas respuestas que nunca querría oír ...

Esas las dejamos para otros días, dosificando la información.


Y ahora si, ahora ya puedo llorar por ella. El resto del día, el fin de semana, hasta el lunes la tendré en mi pensamiento sin poder evitarlo. El lunes la llamaré para ver a qué hora va, ya veré cómo me las arreglo para ir, espero encontrarme con ella, al menos un poco más tranquila.


¿Hasta cuando tanta incomprensión, incompetencia y falta de corazón? 


Mar.

1 comentario:

  1. Cuando fui al reumatólogo estaba todo en bandeja para que solo confirmara. Y aún así cuando soltó "es fibromialgia" como quien dice "es un resfriado" dándose la vuelta y volviendo a su mesa sin explicarme absolutamente nada; ahi estaba yo, aún sentada en la camilla, pensando a mis 33 años que esto era lo que me esperaba el resto de mi vida (ilusa, luego llegaron más diagnósticos). No puedo entender cómo no son conscientes del impacto que tiene esta enfermedad para no saber acompañar y que solo lo hagan otros enfermos.

    ResponderEliminar

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.