11 de julio de 2015

Reafirmando mi autoestima

Recuperando pasiones, envolviendo tristezas... 
aguardando mejores momentos, exprimiendo el presente aunque solo saque una gota de esencia. 
Tomando con calma los momentos difíciles y dejando pasar el tiempo pero sin perder esos momentos en los que se puede disfrutar de las pequeñas cosas.
Envolviendo en pañuelo azul los días grises y pintándole una sonrisa para engañar a la mirada y contagiar a la mente de buenos pensamientos.
Que aunque la vida se muestre difícil y los retos inalcanzables solo debo mirar atrás para ver los logros conseguidos y volver la mirada al frente, levantar la cabeza y seguir caminando. Aunque el paso no sea firme, aunque los síntomas hieran el optimismo.
No soltando la cuerda, no lastimando mi autoestima, no dejándome vencer por el pesimismo, así es como conseguiré reforzar la confianza en mi misma, en mis posibilidades. Pues son muchos kilómetros de vida recorridos, muchas horas de dolor vencidas, muchos gestos amargos y palabras incomprendidas las que he ignorado y por lo tanto superado.
Y a pesar de los instantes de frustración cuando el cuerpo quiere engañarme haciéndome creer que ya pasó y volviendo a pegarme fuerte, a pesar de que "mi compañera" pretenda minar mi moral, seré fuerte y no le concederé ni una pizca de debilidad pues cada día soy más experta, cada día la conozco más y me conozco a mi misma, sé mis posibilidades.


Por ello me propongo firmemente y contigo que me lees de testigo que este puñetero verano pasará y dejaré atrás mis malos momentos, aparcados en el calor de esta ola, olvidados, pero no olvidar la lección aprendida. 
El verano es mi época de debilidad pero cada paso dado demuestra que tener debilidades no me hace una mujer débil.

Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.