7 de abril de 2014

Un día con fibromialgia y una sonrisa VIII : ¡Otra ganada!

Domingo, son las 00:50 y muchas cosas que contar. Ayer sábado cumplí con los estiramientos y la ducha. Los horarios en las comidas en estos días que estuve en cama como podéis imaginar fueron imposibles de cumplir, sobre todo porque la mayor parte del tiempo lo pasé durmiendo, tomando solamente líquidos. Ayer ya pude retomarlos aunque me resultaron difíciles puesto que no me entraba mucha cantidad. El día transcurrió en casa y mi mayor problema fue la tos que no me dejaba parar y que aún tengo, además de unos pitos en el pecho que no duele pero son muy molestos. Pasé todo el día descansando de un cansancio que no hay manera de que pase y con la mente puesta en un reto para el domingo que me apetecía mucho cumplir.
Domingo de buena mañana, madrugón, ejercicios de estiramiento, ducha y a las 8:45 saliendo de casa, camino al Rastro de Madrid. El primer importunio, encontrar aparcamiento, bueno, eso al fin y al cabo no cansa físicamente y después de media hora al fín hubo suerte. 

                    

Primera parada a desayunar en la puerta de Toledo: café y dos porras que parecían bates de béisbol ¡Madre mía que tamaño! Jajaja y si, ya sé que eso no entra en lo previsto pero después de tantos días sin comer había que recuperar fuerzas ;-) después un paseo, mirando puestos, haciendo fotos y comprando alguna que otra cosilla. Desde las 9:50 hasta las 11:35 más o menos. Nos recorrimos bastante y solo parando a ver los puestos, eso si, con mucha calma.

                      
   
¡Imaginaos mi subidón! 
¡Reto conseguido!
 ¡Disfrutando de todo! Y en parejita, cuidando en todo momento de mi, llevándome el abrigo, agarrándole de la mano, preguntándome si me cansaba en exceso... ¡Vaya! No tengo palabras.
Al medio día no tuve que hacer de comer, aunque si tuve que salir yo a por unas hamburguesas, sin salir del coche, servicio auto. Pero no se lo tengáis en cuenta es mi manera de agradecerles lo que hacen por mi ;-) si puedo, yo hago.
¡Y otra falta grave!
Jajajaja 
pero si no fuera por estas pequeñas cosas ¡Aaaayyyy! 
En la tarde, dedicada en exclusiva a mi relax, poniendo a prueba mis dotes artísticas y cumpliendo con merienda, cena y ahora voy a por la de antes de acostarme. ¡Y sin excesos!
Empieza una nueva semana en la que debo afianzar mis estiramientos, la ducha que aunque rápida sea diaria y los horarios y comidas oportunos. Según vea la semana me propongo salir a pasear los 10 minutos y el viernes toca volver a visitar a mi doctora.

¡A ello! Siempre con ilusión, esperanza y la sonrisa puesta.

Mar, rosa azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.