13 de noviembre de 2013

Dar de si la goma, estirar hasta que no retroceda.

¡Estoy cambiando! 
Aunque "mi compañera" me lo ponga difícil.
Mi mente, la forma de ver las cosas, de afrontarlas es distinta. Hace tan solo 2 años con lo que tengo en estos días no habría podido afrontarlo, seguramente ya habría sufrido ataques de ansiedad.
En estos momentos, cuando en mi entorno hay dificultades, me observo. Llegando al limite, mi mente ha aprendido de algún modo a evadirse. Es como si se quedara vacía, lo malo es que tampoco me deja concentrarme en otras cosas pero evito la ansiedad.
Poco a poco y día a día aprendo a controlar también esa evasión y afrontar las cosas que vienen. 
He conseguido no llegar a la ansiedad, he aprendido a ser más optimista pero los acontecimientos parecen decirme: "ya has controlado esto, te voy a dar un poco más"
¿Donde está el límite?
Mi limite a día de hoy es el de mi cuerpo, cuando "mi compañera" decide frenarme en seco. Cuanto más problemas tengo y más aguanto, mayor es el palo físico que me llevo.
La mañana del domingo llegué a un punto en el que, si seguía haciendo esfuerzos, mi cuerpo se revelaba con un autentico mareo que me dejaba fuera de combate, a punto de perder él conocimiento. No exagero, ya me ha pasado alguna vez. Al parar el mareo cesaba y entonces era mi estomago el que se revelaba. Aguanté hasta la hora de la comida, parando constantemente, no se como lo hice pero lo hice y la tarde fue nula de esfuerzos, tanto físicos como mentales. Imposible seguir.
Creo que, como una goma, estoy estirando mi límite de aguante, a costa de que cuando todo pare, la goma quiera volver a su sitio de golpe. Mi reto es conseguir dar de sí la goma para que poco a poco su retorno sea menor.
Seguiré observándome y forzando la goma todo lo que pueda pero hay una cosa que tengo más clara que nunca: "los problemas, las tensiones y todo lo que no sea tranquilidad es malo, muy malo para mi, "mi compañera", la fibromialgía, aprovecha para machacarme" 

          
    
Aun así, sigo al pie del cañón, porque es cierto: "la vida sigue y siempre hay luz al final del camino."


Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.