27 de noviembre de 2013

Andando de nuevo el camino, inventando sobre la marcha.

¡Buenos días!

Es miércoles y sigo intentando controlar el sueño. He dado un paso atrás con la medicación, vuelvo a tener que tomar más cantidad, medida en gramos, de mi medicación principal, además de algún extra. En fin, asi es esta enfermedad, cuando crees que tienes el camino andado, tienes que volver al principio y volver a andar lo andado. 
A partir de este momento no voy a pararme en banalidades y pienso disfrutar de todo cuanto esté a mi alcance, o por lo menos intentarlo y aprender a cada paso.
El lunes noche conseguí dormir pero anoche volví a no pegar ojo y lo poco que dormí no fué muy reparador.
Después de tantas horas en vela, cuando estoy en la cama intentando dormir, tengo tiempo de pensar en todo lo que me sucede en el día a día y a dar demasiadas vueltas a la cabeza, por lo que he conseguido aplicar un método que a veces funciona. Una vez que empiezo a pensar en algo que me preocupa, invento una historia a partir de ello que sea positiva, poco a poco empiezo a relajarme y a veces consigo dormir, otras me quedo en un duerme vela y la historia empieza a fluir sin yo controlarla y se convierte en un sueño sin coherencia e incluso se puede convertir en pesadilla,

                            
               
 
Anoche fué una de esas noches en las que mi historia se convirtió en un sueño interminable, incoherente con momentos de absoluta pelicula de terror y algún que otro momento guay.
Conclusión, la noche más larga no ha podido ser, la rigidez de mi espalda total y mi imaginación cada día más en forma jajaja 
¡Tendría para escribir una novela por fascículos!
Como veis ya estoy aprendiendo. ¿Quedarme con el pensamiento de que no duermo y agobiarme? ¡No! 
Me quedo con la historia que protagonicé esta noche, aunque todavía sienta escalofríos con la parte terrorífica de la historia e intento controlar otros agobios como el hecho de no ir a trabajar en una semana intensa.

Por cierto ¡Telita con la imaginación que puede una llegar a gastárse! Jajaja 


Mar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.