15 de enero de 2016

Balance y propósitos.

¿Como será el 2016?
No se, pero si es como el 2015 me conformo...
Bueno, mejor no, me propongo que sea mejor.
El balance del 2015 no ha estado nada mal pero ya es hora de empezar seriamente a ser sincera conmigo misma y querer mejores metas para el 2016. No será fácil, debo reconocerme las metas conseguidas en este año, aunque sinceramente, pude hacer muchas más. 
Mi principal problema: "las excusas" a veces reales y otras veces cómodas. Si quiero que las cosas cambien a mejor, empezar a reconocer errores es el mejor camino para enmendar este año las metas que se quedaron en el tintero.
Mis metas cumplidas y por las que tengo que seguir trabajando:
1.- Empezar a hacer cosas por y para mi misma:
    - Pertenecer a una asociación de Fibromialgia. No solo para mejorar mi salud y tener apoyo sino intentar hacer algo por los demás. Además de conseguir esto, las cosas fueron mejor de lo que esperaba y se me dio la oportunidad de pertenecer de lleno a ella y poder empezar nuevos proyectos que aún están por realizar.
Gracias a Afifuen y a mis compañeros, a día de hoy ya amigos, por ayudarme a cumplir esta meta.
    - Empezar a hacer ejercicio. A través de redes y gracias a una gran persona, tuve oportunidad de descubrir una plataforma donde busqué un entrenador personal. Una vez a la semana viene a ponerme en forma y son algunos los logros conseguidos, pudieron ser más, este año pondré más empeño en superarme.
Gracias a David, a "entrenar.me" y a Luis Miguel por ayudarme a cumplir esta meta. 
    -Cambiar hábitos que no me benefician y cuidar regularmente de mi salud. No puede decirse que esté conseguida, aunque el propósito, gracias a Dani, terapeuta de la asociación, está empezado. Mis nuevas terapias cada 15 días me dan mucho bien estar y la alimentación durante un tiempo conseguí cambiarla pero me cuesta no caer en los malos hábitos alimentarios. 
    -Estar controlada por mi doctora de cabecera. Además de empezar haciendo caso en cuanto a ejercicio y alimentación, la tengo al día de mis cambios y mis propósitos. Dejé medicación, bajo su supervisión y conseguí dejar gran parte.
2.- No faltar en exceso al trabajo. No es que no haya faltado pero intenté con mucho más empeño estar faltando el mínimo posible y aunque tengo que seguir trabajando en ello, estoy bastante satisfecha.

En conclusión, este año se ha convertido en un año de superación para mi, con esfuerzo, lucha y voluntad pero hay que continuar en el empeño de avanzar. Soy consciente de que la actitud debe ser positiva y firme. Después de muchos años creyendo estar sola en esta lucha, por fin sé que no estoy sola, tengo apoyo de mi familia, amigos, conocidos, personas que sin conocer personalmente me dan su aliento y de una asociación con gente muy implicada en mejorar la calidad de vida de todos sus socios y de quien lo necesite.



Nunca estamos solos en esta lucha diaria, aunque tengamos casi la certeza de que si lo estamos. Siempre hay personas que están dispuestas a ayudar, apoyar y comprenden muy bien nuestra situación. 

¡Gracias a todos los que me acompañasteis y apoyasteis este año!

Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.