18 de julio de 2015

No dejo de sorprenderme.

A pesar de los momentos malos, los días grises, la lluvia en el cristal, no dejo de sorprenderme. Aprendo a cada brote, me desprendo con más facilidad de los peores sentimientos, de los miedos, de las angustias. Me descubro disfrutando de pequeños momentos. Solo me hace falta una sonrisa, que sonrían a mi alrededor. Descubro nuevos talentos, acciones que antes eran imposibles, reacciones que parecían increíbles. Prestando atención a los detalles que no era capaz de ver, observando en primera fila para no perder detalle y no entre bambalinas "soplando" a los demás las frases adecuadas mientras leo un guión ya escrito. Me descubro improvisando textos nuevos, con imaginación latente y el corazón puesto en cada letra escrita, sonido escuchado o imagen captada.
Domino mi euforia por subir las escaleras en una sala de cine de una en una, sin paradas, sin brazos que tiren de mi, sin dolor en las piernas o pies. Ningún temor a que la hora y media me resulte agotadora, que mis posaderas, huesos, músculos se resientas, que no pueda levantarme cuando la película llegue a su fin. Nadie puede acusarme de no intentarlo, nadie puede echarme una mirada extraña al bajar los escalones, sin intimidaciones. Y aunque aún no se rompió la barrera de las palabras necias, aunque deba oírlas, sentirlas como un pinchazo en el corazón, mi coraza es fuerte e inmune cada día un poco más.


Y siembro confianza, valentía, optimismo y demuestro que soy capaz de aferrarme a disfrutar de la vida, a pequeños sorbos pero con dignidad y mucha, mucha vitalidad.

La ilusión no me falta y por ello fui capaz desde hace muchos meses de disfrutar una tarde de cine en familia y no dejarlo en el intento.

Mar.

1 comentario:

  1. Adoro el cine, pero dos horas en la misma posición me mata y es migraña asegurada (por la fotofobia). Aún así una o dos veces al año voy al cine a ver una peli de animación con mis padres y mis sobrinos, porque son pequeños, hay muchas cosas que no puedo hacer con ellos pero no quiero perderme toda su infancia.
    Aplauso porque sé el valor que tiene eso que has hecho después de meses :)

    ResponderEliminar

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.