18 de mayo de 2015

Un mes de mayo de mucha actividad.

Mucho es lo acumulado en estos 17 días de mayo, mucho y casi todo bueno. Acabé con mis clases de alimentación y mi dieta a variado bastante aunque aún queda mucho por cambiar.
He acudido a tres sesiones de terapia y he de decir que los avances se notan.
También sigo con mis entrenamientos y mis brazos responden muy bien.
Hace dos semana tuve unos días de cansancio como hacía mucho tiempo que no tenía. Empecé el lunes por la tarde, el martes en el entrenamiento no pude seguir avanzando, es más, mi entrenador notó mi cansancio y fatiga, bajó el ritmo y el tiempo de andar a la mitad y me dijo que no forzara y descansara. El jueves tenía terapia en la tarde, después de llegar a casa del trabajo y mal comer por el cansancio extremo que tenía, me plantee no ir a terapia pero gracias a mi nueva fuerza de voluntad y a mi hijo que me acercó, fui. Al llegar, mi terapeuta, de la asociación, me vio en la cara el cansancio y estuve con masaje, acupuntura y relajación sobre 2 horas. Cuando salí de allí estaba nueva, como si me hubiera renovado, tanto es así que volví a casa en autobús. 
La semana siguiente ha sido una semana de mucha actividad, un no parar de trabajo, reuniones y nuevas actividades como el de llevar la página de Facebook de la asociación. 
Como ya habréis leído, el sábado día 9 además de ser el cumpleaños de mi marido, estuve en la concentración y reivindicación de nuestros derechos en el centro de Madrid, además de suponer un esfuerzo físico, mentalmente fue un palo pero remonté con las ganas y la decisión firme de seguir luchando con más implicación y ganas si cabe.


El día mundial de la Fibromialgia fue el miércoles 12 y mantuve la actividad y la lucha para reivindicar durante todo el día.
El miércoles estuve en una reunión importante y mi primera reunión de la asociación que me deparó sorpresas, ya os contaré a su debido momento. 
El jueves nuevamente terapia. El viernes tocó recados y toda la tarde fuera de casa
Mi avance más importante en estos días es descubrir que ¡soy capaz de levantar los brazos! Puedo abanicarme durante un buen rato sin que duelan y lavarme el pelo se lleva un poquito mejor. Mantengo mis paseos y mis piernas también lo notan, poco pero los pocos suman y para mi son todo un mundo.
El fin de semana ajetreado hasta el domingo tarde, por fin pude descansar y desconectar.
Si os cuento todo esto es para que veáis como ha aumentado mi actividad física aunque aún tengo días malos y no creo que desaparezcan, pero los llevo mucho mejor.
Esta semana se presenta complicada, ya tengo tareas para lunes, martes, miércoles y jueves. Espero poder llegar a todo.

Por cierto, el martes toca recogida de firmas en el concierto de Serrat en el palacio de los deportes, ahora llamado Barclays Center. Y eso, después de entrenar ;-) 


Mar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.