1 de mayo de 2015

Retos en marcha.

Los cambios continúan su marcha. Estamos ya en plena primavera, llega el mes de las flores y si a estas alturas no padezco la típica astenia primaveral de todos los años puede ser: 
O bien que tengo una racha buena como nunca he tenido.
O bien no recuerdo una racha tan buena.
O los cambios están funcionando.
Soy más partidaria de quedarme con la última, partidaria y que es la que más me gusta (cruzo los dedos) 
De momento sigo con la medicación que tenía, aún no he ido a hablar con mi doctora para contarle los cambios.
En cuanto a mis terapias alternativas ya me puse manos a la obra y aunque es muy pronto para notar cualquier tipo de mejoría, estoy contenta y el día de mi primera sesión salí nueva y dormí como un tronco ;-)
Los entrenamientos van viento en popa, me dejan cansada pero me gusta ese cansancio y el bienestar que me proporciona saber que soy capaz de practicar algo de deporte, ese que tanto me gusta, no solo para ver, sino también o más si cabe para practicar.
Mi entrenador viene una vez a la semana y cada vez me conoce mejor por lo que se acerca cada vez más a lo que puedo hacer y lo que me puede exigir. Me marcó una serie de estiramientos para hacer todos los días y como él bien dice: Es mejor que si no te da tiempo hagas menos tiempo, aunque solo sean 10 minutos a que no hagas nada. Eso mismo me aplica al andar diario. Salgo todos los días, aunque sea muy poco. 
En cuanto a la alimentación, ya acabé las clases de nutrición. Aún me resulta complicado llevar a cabo todo lo aprendido, muchos alimentos que no conocía y no sé como preparar. 
Puesto que siempre he sido de mucho comer, es más difícil para mi suprimir mucho de golpe, a si que empecé por lo más básico. Fuera lácteos, solo medio vaso de sin lactosa (de momento), pan el mínimo e integral, el azúcar la cambie por panela, la fruta sola y a media mañana o tarde y agregar el agua mineral y alimentos lo más naturales posibles. 
Otra meta más para esta semana será repasar todos los apuntes e intentar hacerme un menú aplicando todo lo que necesito.


Tengo que reconocer que la cantidad de actividad que he llevado esta última semana es mucha y no creí poder con ella. Pude y me encuentro muy bien conmigo misma por ver de lo que soy capaz, pero si dura un par de días más creo que termino reventada del todo. A si que estos tres días que vienen de fiesta me los tomaré de relax para recuperar fuerzas, eso si, mis estiramientos y salir a andar no pueden fallar.
Sin duda, no hay mejor sensación que creer en uno mismo y aprender a tener fuerza de voluntad, con ella se consigue ser constante y conseguir lo que uno se propone. Siempre con la mosca tras la oreja por si llega la mala racha y da al traste con todo. Ya veremos, de momento me centro en lo conseguido y sigo adelante.

Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.