4 de marzo de 2015

Días de silencio.

Días en que el silencio aborda, alimento del alma, de la autocomprensión, del saber hacía donde te dirige la vida. Sin compadecerse de uno mismo, solo la reflexión y la danza de ideas, pensamientos, sueños a realizar. Intentando ver entre los resquicios de los muros que frenan cualquier atisbo de dejarte aislado del camino. Cartas al aire en periodo de reflexión haciendo ver que los retos necesitan de fuerza de voluntad y sintiendo que hoy no es ese día. Quizás mañana lo sean y plasmo la intención de un cambio con la esperanza de que pasado un tiempo esta carta quede atrás y sienta que el esfuerzo a valido la pena. Viejos retos que renovar con nueva visión al respecto. Nuevas rutinas en el día a día que permitan a mi cuerpo mejorar. Hoy retomé viejas lecturas en las que veo avances pero siento que sigo en el mismo lugar. Días sin poder cumplir, días sin salir, días de tediosa rutina que solo alivia mi fuerza mental, mis ganas de poderlo superar. Solo la calma del día, el silencio y reflexionar hace que mi mente esté en paz, mi cuerpo sigue igual. Los mismos retos y una visión distinta, una nueva fuerza que alentar, la de la voluntad... 
para salir a caminar, para poder cambiar hábitos alimenticios, para dejar de fumar.


Mar, rosa azul.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.