2 de junio de 2014

Problemas cognitivos durante una noche. ¡O me río, o me echo a llorar! ¡Mejor reírse!

"Historia basada en hechos reales"

Empiezo a si para que no creáis que es ciencia ficción, aunque lo parezca jajajaja
Los enfermos con fibromialgia tenemos problemas cognitivos que nos hace parecer en muchas ocasiones patosos, despistados, olvidadizos y desmemoriados (entre otros). No se me ocurre mejor forma de explicar en que consisten esos problemas que contaros lo que me pasó anoche.

La tarde empezó movidita siguiendo el partido por redes, la radio puesta y la TV encendida. Lo que prometía ser una tarde de partido tranquila en casa se tornó muy ajetreada mentalmente. Necesité mucha concentración para llevar tantos frentes abiertos y poder atender a todo. Pero que queréis que os diga, es mi manera de disfrutar, sentirme útil y valorarme mås a mi misma. ¡Mucha actividad mental! ¡Me encanta! 
Me encanta hasta que la concentración se vuelve espesa. Es decir, empiezo a darme cuenta que mi mente y mis sentidos no están al 100%. Me como letras al escribir, o las cambio por otras. Mi vista se vuelve cansada y ya no soy capaz de leer párrafos donde hay muchas frases juntas o no conseguir ver un número de más de 6 cifras juntas. Todo empieza a nublase y mezclarse entre si.
Tenía que ir a buscar a los chicos, venían de Lleida junto a los aficionados pepineros y les prometí que al bajar del bus estaría allí dándoles un merecidisimo aplauso. Total que hice tiempo hasta que dieron las 2 de la madrugada y aquí empieza mi odisea jajaja
Empiezo vistiéndome y voy a coger el coche. Al llegar al garaje la puerta no se abre, a si que después de insistir unas 5 veces, decido bajar del coche e ir hacia la puerta, empiezo a tirar de ella hacia dentro por si se encuentra atascada ( ya ha pasado varias veces) y nada, vuelvo hacia el coche y noto que en el pie dcho debo tener algo porque me hace daño al pisar. Mientras pienso en esto me doy cuenta que al tirar de la puerta estaba en el lado de las bisagras y no por donde se abre.
Pienso: "mira que estás tonta"  (como siempre) y voy al lado correcto de la puerta. En esto me doy cuenta que llevo la chaqueta al revés, me la pongo bien. Tiro de la puerta, nada. Aún asi vuelvo a probar con la llave y por fin se abre. Me dispongo a ir hacia Butarque, un camino que he hecho mil y una vez y al llegar a las rotondas me pierdo. No se como pero me doy cuenta que me confundí de camino cuando veo la entrada de metro de San Nicolás por la Izda. 

(Vale, por la Dcha!! Al corregir el párrafo me acabo de dar cuenta que era la Dcha!! Jajajaja ¡Está claro, sigo con problemas cognitivos.) 

Doy la vuelta y me desoriento completamente, no sé por donde tirar. A esto me llaman los chicos, ya han llegado y yo sigo dando vueltas. Le digo que me he perdido y mi hijo que nota mi angustia me dice que: 
tranquila... 
despacio... 
no hay prisa...
¡Pero yo quiero llegar para dar un aplauso a los aficionados, he dado mi palabra, tengo que llegar!.
Me intento concentrar y busco algo que me oriente ¡Por fin! Encuentro unos columpios que me dan la pista y después de recorrer el camino andado, vuelvo al camino correcto.
"Me sigue molestando lo que sea que tengo en el pie" 
Al llegar a Butarque me encuentro a los 4 chicos solos, ni rastro de los autobuses, ni rastro de nadie. Mi expresión fue: "¡La madre que me parió!" 
Empiezo a hablar compulsivamente, no paro pero tampoco soy consciente de lo que digo. Mi hijo me dice que él conduce y como sé que viene con el pie fastidiado de todo el día y dolorido por su esguince, le digo que estoy bien, cojo aire, respiro, me concentro en el coche y me pongo en marcha. Me tiene que ir guiando para dejar en casa a sus amigos y a más de una glorieta le doy la vuelta entera porque no me entero de que salida es la que tengo que coger.
Al llegar a casa y quitarme los zapatos me doy cuenta de que lo que me molestaba era el mismo calcetín, ¡me lo había puesto retorcido!
Y con todas estas meteduras de pata, si no se me conoce, si no se conoce mi enfermedad ¿Como quedo?
Como una patosa como poco jajaja
Y la mejor manera de afrontar estos problemas es con un poco de buen humor!!!

                 


Mar, rosa azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.