20 de abril de 2014

Un día con fibromialgia y una sonrisa X : luchando contra viento y marea o lo que es a mi caso, contra insomnio y descontrol.

Una semana más concluida, fiestas y trastornos incluidos. Al principio de semana todo fue bien, estiramientos y dieta. Tres días sin mayor problema, excepto la hora de dormir que empieza a retrasarse de nuevo. Todo empezó el miércoles tarde, después de una mañana frenética de trabajo, mis sobrinos pequeños vieron a pasar la tarde en casa y claro con 4 y casi 6 años encerrarlos en casa como que no, a si que, tarde de parque ¡No me acordaba ya de lo que cansan los peques! Pero lo pasé en grande.
Jueves, primer día de fiesta que comenzó con mucho sueño, estiramientos complicados de llevar a cabo pero se consiguió. Día tranquilo hasta la tarde-noche en la que celebramos el cumple de mi hermana y mi cuñada con una barbacoa en casa de mamá. Una gran cura para el alma y un montón de risas. Eran las 00:30 cuando me acostaba y puesto que tenía bastantes probabilidades de no conciliar el sueño me tomé una pastillita extra para dormir. A la 1:30 sonó el teléfono, mi suegra tuvo una subida de tensión a si que me pasé la noche en el hospital, de urgencias. A las 7:30 me acosté, sentí a mi hijo entrar a comprobar que estaba en la cama, después a mi hija y a las 11:00 me levanté pues teníamos que celebrar el cumple de gūelina. Un día súper completo, muchas emociones, alguna tensión y muchas horas de sueño perdidas, hasta con medicación. La noche del viernes al sábado cogí el sueño a las 2:30 más o menos pero dormí hasta las 11:30 eso sí, nada de estiramientos, no podía con mi cuerpo.
Sábado sin moverme del sofá, renunciando a cualquier plan que pudiera tener establecido y resignación. La siguiente noche, de traca. Me acosté a las 00:30 y a las 2:00 me levanté, cansada de dar vueltas en la cama y no dormir. Me volví a acostar a las 3:30, sin éxito pues miré el reloj a las 4:00,  a las 4:30, a las 5:30 y a las 6:30 ya aburrida de una noche tan larga me levanté. La verdad es que hoy me encuentro bien, eso si, más despierta que un búho en plena noche. A las 8:00 me duché y aprovechë para hacer los estiramientos antes.
Está siendo muy complicado ser constante, no dejo de intentarlo pero "mi compañera" y sus sintomas, no me lo están poniendo fácil.
Tengo algo de miedo a dejarlo pues sé que volver a empezar me cuesta la vida pero bueno, tendré que aplicar eso de: "No es más valiente quien no tiene miedo, sino el que lo tiene y es capaz de vencerlo".
Por supuesto ni que deciros tengo que ni siquiera me planteé salir a dar los paseos y tampoco empezar con nuevos ejercicios. Dejaré pasar esta semana a ver como se me da y paso a paso iré viendo y avanzando.
A veces una se cansa de luchar pero es cierto que desde que soy más optimista y llevo siempre ese montón de sonrisas en los bolsillos, luchar se hace mas llevadero y la recuperación mas pronta. 
Esta noche me acostaré pronto y tomaré una pastilla para dormir, sino esta semana se me va ha hacer muuuuy larga.


Mar, rosa azul.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.