2 de abril de 2014

Un día con fibromialgia y un sonrisa VI: Empieza la segunda fase.

Como ya os conté, después de estos días agotadores, toca preparar la nueva rutina para mañana. Ya cumplí una semana con los nuevos estiramientos y mañana debo ampliarlos. Ahora mismo estoy agotada pero debo hacer el esfuerzo, que aunque solo mental me parece agotador y anotar los nuevos ejercicios.
Para la nueva semana que empiezo, los ejercicios que hacía 5 veces deben aumentar a 10 y además añadir otros 5 veces cada uno. Los ejercicios para esta semana serán los siguientes:

10 veces cabeza adelante y volver al centro. 
10 veces girar cabeza a dcha e Izda.
10 veces ladear cabeza al hombro a la dcha y a la Izda.
10 veces alternando levantar hombro dcho e Izdo.
10 veces levantar y bajar los dos hombros al tiempo.
10 veces rotar hombros hacia atrás. Al mismo tiempo.
10 veces mano dcha a codo izdo y estirar hacia la dcha. Estiras el antebrazo. Y mano Izda en codo dcho y estirar hacia la Izda.
10 veces manos juntas frente al pecho, empujar una contra la otra suavemente sin separar los codos del cuerpo.
10 veces hacer punta - talón con los dos pies al tiempo.
10 veces levantar ligeramente un pie del suelo y luego el otro.
10 veces estirar rodilla dcha y luego la Izda, alternativamente.
Esta semana también añadí rotación de muñecas y tobillos.

Los ejercicios que debo añadir son:

DE PIE APOYANDO LAS MANOS EN UNA SILLA O UNA MESA PARA NO PERDER EL EQUILIBRIO.
5 veces. Flexionar la cadera como si fueramos a subir una escalera,alternamos derecha e izquierda.
5 veces. Extender la pierna estirada hacia atrás,apretando gluteo,sin desplazar el cuerpo hacia delante.
5 veces. Ponerse de puntas y talones alternando. 
Voy a intentar hacer también este:
5 veces. Apoyamos la espalda a la pared, pies ligeramente separados entre si y de la pared, flexionar ligeramente las piernas, intentando apoyar la columna lumbar en la pared y estirar.
Aunque ese para mí es muy complicado, observaré como me va y si puedo lo añadiré.
Continuaré con la rutina de ducharme después, desayunar y preparar la pieza de fruta o lo que vaya a comer a media mañana.
Os dije que sería sincera en todo a si que tengo que contaros que algún día la ducha la hice por la tarde ya que por la mañana a mi me agota bastante y con los días tan complicados que he tenido era un suplicio.
El caso es que no creo haber fallado puesto que antes la ducha diaria era casi imposible y había días en los que me la saltaba. Sé que suena un poco fuerte pero es así. El dolor y cansancio a veces puede más que el cuidarse uno mismo. Por eso es un reto tan grande muchas de las cosas que pueden parecer normales.


Mar, rosa azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.