6 de febrero de 2014

Anotación mental: Aferrarse a la sonrisa y no perderla.

A veces resulta dificil sonreir por miedo a que los demás puedan tacharte de extremadamente optimista, incluso tengo la sensación de que molesta a algún compañero de enfermedad porque ellos están inmersos en esa voragine de desasosiego y desesperanza en la que yo también me encontré.
Lo entiendo ¡Como no voy a entenderlo! yo estuve allí, creí que nunca saldria de aquel vacio y negro pozo.
Ayer alguien recriminó de algún modo mi comportamiento efusivo  y optimista, me sentí mal. Pensé que quizás no deba expresarme de ese modo en circulos donde hay gente que aún sufre y me pregunto: ¿Qué hubiera hecho yo?¿Cómo hubiera reaccionado?
La verdad, no lo sé. Solo sé que no tuve a nadie, y digo bien, nadie, que me comprendiera, ni siquiera sabía que todos mis males eran causa de una enfermedad, que no estaba loca, ni era vaga, ni servía para algo. Si en esos días de encontrarme en ese pozo sin fondo, alguien me hubiera dicho: "Tienes una enfermedad, yo la tengo y puedes salir de donde estás y vivir con optimismo" ¡Uau! creo que me habría dado esperanzas para luchar, habría aceptado antes mi enfermedad, mis limitaciones y habría sido mucho más facil salir de allí.

Hoy con tiempo, me puse a leer todo lo que tenía escrito sobre mi y mi enfermedad antes de hacer este blog en el que cuento mis dias, mis calamidades y me sirve para desahogar frustraciones, sentimientos y comparto al aire por si (eso es lo que pienso y quiero) sirve de ayuda a alguién, esa ayuda que yo no tuve y me hubiera gustado tener. Encontré alguna historia interesante en mi otro blog http://marosazul.blogspot.com.es/ y leí algo que tenía olvidado por alguna razón. Supongo que las lagunas mentales y mi continua lucha lo dejó apeado en algún lado del camino:

"Aprendió a ver su vida de un modo distinto, a reconocer su valía, a sonreír solo por y para ella. Una vez conseguida esa sonrisa, Betsabé se aferró a ella y se prometió a si misma no volver a perderla."

Betsabé es el personaje de una historia que cuenta la mia, es decir, Betsabé soy yo, es mi historia contada tal y como la sentía y la siento, solo que ayer, por un momento perdí ese proposito de sonreir solo por y para mi. Sin tapujos, sin censuras ni pensamientos que me hacen daño a mi misma. Y de ese modo, poder compartir esa sonrisa con todos los que me rodean.

Si quereis leer esa historia, aquí os dejo el enlace: Betsabé, la busqueda de la sonrisa eterna.
como veis por el titulo, ahora que encontré esa sonrisa, sería una pena perderla por lo que digan los demás ¿no?



Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.