17 de octubre de 2013

"Mi compañera"

Soy una persona, como tantas otras, que padezco fibromialgía. La padezco desde la infancia, entonces no lo sabía, ahora atando cabos, tengo recuerdos que me llevan a saber que era así. Mi primer recuerdo es de cuando tenía unos 10 años. Además de los dolores continuos de cabeza, recuerdo un día que me dolían tanto las piernas que me tiré al suelo, no podía tenerme en pie. Mi abuela me mandó levantarme porque en el suelo me manchaba y como pude me arrastré hasta el sofá. No recuerdo más, solo sé que fue la primera vez que me llamaron mentirosa porque mi dolor no se veía.

                                
    
Con 14 años empecé un tratamiento que duró 2 años por un supuesto reuma que tal como vino se fue. 
Desde entonces el dolor "muscular o de huesos" empezó a formar parte de mi día a día.
Los primeros trastornos de sueño y demás síntomas aparecieron poco a poco, aumentando con los años. Mi peor etapa llegó con mi primer hijo.  Las múltiples visitas al médico y la odisea de pruebas de todo tipo y que siempre daban perfectas. Mi vida se convirtió en pesadilla...
Fibromialgía con depresión  que empezó al sentirme inútil por no poder ocuparme de mis hijos y las tareas del hogar. Se me juntó todo en una etapa en la que necesitas estar al 100% para atender a dos bebés y mi cabezonería por no querer ayuda de nadie. No sé como pude con todo. Entonces pensaba que era una mala madre (eso no ayudaba a recuperarme de la depresión) ahora sé que fui madre, no perfecta, pero lo hice bien, nunca estuvieron desatendidos, su educación y respeto me hacen ver que hice un gran trabajo que no valoré hasta hace bien poco.
Después de muchas idas y venidas he conseguido que me diagnostiquen como enferma de fibromialgia. De esto hace tan solo unos 7 años, aunque he de decir que en mi última visita a reumatología derivada allí por sufrir un sincope a causa del insomnio, no constaba en el historial médico. Es decir que soy enferma reconocida desde mayo del 2013. A día de hoy mantengo un seguimiento y tratamiento que me ayuda a estar mejor, aunque nunca desaparecen los dolores y los síntomas derivados de esta "mi compañera" de viaje por la vida.
Sin duda lo que más me ayuda es la forma de ver la vida una vez asumida la enfermedad y mis limitaciones.

                     
   
En cuanto a estas limitaciones tengo mis dudas, me planteo pequeños retos de cuando en cuando para demostrarme a mi misma que puedo con alguna actividad más. Eso si cuando "mi compañera" dice: "hasta aquí" no queda otra que parar y dejar todo de lado.
Hoy me planteo nuevos retos, retomar actividades que me hacen sentir bien y que mejoren mi calidad de vida. 
Son muchas las cosas que perdí y muchas las que aún dejo de lado o atiendo malamente. Empecé a trabajar de nuevo hace casi cinco años, después de unos 14 años sin trabajar, media jornada solo y he faltado muchos días. En este último año he conseguido ser más constante en el trabajo, he faltado como unos 5 días, es un pequeño reto conseguido. En cuanto a las tareas del hogar también las llevo mejor, aunque reconozco que me gustaría tener mi casa mejor pero es algo que ya no me agobia. Poco a poco voy consiguiendo un poco más. En cuanto a otras actividades, empecé a ir al fútbol con mis hijos y cada 15 días me esfuerzo por asistir, hay días que me resulta imposible por mi movilidad. Tengo temporadas que puedo salir a pasear durante media hora y he llegado ha hacerlo durante un mes seguido pero no tengo constancia, en  cuanto tengo varios días que no puedo moverme lo dejo, me cuesta mucho volver a empezar.
En resumidas cuentas, tengo mucho por conseguir y no pierdo nada en intentarlo.

                        
 
Me propongo contar mi día a día con "mi compañera" y de esta manera ser más constante con mis retos y que todos de algún modo seáis mi aliento y mis críticos para poder mejorar. Solo os pido que entendáis que no siempre podré estar bien, que esta "mi compañera"  es muy traicionera y tan pronto estoy bien como tengo muchos problemas tanto de movilidad, falta de concentración o insomnio que repercute en todo mi organismo. 
Intentaré explicar día a día mis síntomas, como me encuentro y como me afectan, de ese modo espero entendáis como es la fibromialgia, no para que me tengáis pena, no para que me admiréis, sino para que si algún día (ojalá no suceda) tenéis a alguien cercano con esta enfermedad sepáis ayudar, entender y apoyar.

                          


                 ¡Hoy amaneció bonito!


Mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.