18 de octubre de 2013

Mañana complicada, tarde "tranquila"



Busca un lugar en tu interior donde haya alegría y ella sofocará tu dolor.
Joseph Campbell.



Una gran frase que intento aplicar en todo momento para poder afrontar mejor el día.
Es evidente que no todos los días se consigue y no dura todo el día, siempre hay días o momentos que es difícil mantener la sonrisa.
Mi día empieza sobre las 7:30 de la mañana. La noche no fue buena, el insomnio hace de las suyas a pesar de la medicación. Me acosté sobre la 1:00 y a las 2:30 ya estaba consultando el reloj para ver cuanto había dormido. Hasta las 6:30 más o menos estuve consultando el reloj en varias ocasiones por lo que el sueño no resulta reparador. La hora de levantarme es todo un suplicio: sueño, rigidez de cuerpo y la mente poco fresca para tener ánimo. Las obligaciones mandan y encogida, cansada y mal humorada empieza el día. 
La mañana en el trabajo la primera hora se hace eterna pero la mente empieza a despejarse y funcionar, aunque a veces meto la pata o tengo que recurrir a escribir absolutamente todo para saber por donde voy. Después de bajar y subir las escaleras el cuerpo entra en calor y a pesar de tener mejor movilidad el dolor continua. Hoy tocó dolor de tobillos, rodilla izquierda y el codo izquierdo que se extendía por todo el brazo. Inmersa en la vorágine del trabajo todo pasa a un segundo plano, excepto cuando me toca bajar las escaleras de nuevo, supongo que la mente me protege y dejo de pensar en el dolor, solo puntualmente cuando viene un pinchazo o un calambre. A pesar de ello fue una mañana buena, llena de trabajo, pero agradable.



Llegar a casa, después de hacer compra, subir cargada como una mula y preparar la comida antes de las 15:00 que llegan los chicos a mesa puesta. Entre tanto intento hacer la cama, recoger la mesa y la cocina que no recogí a la noche. Hoy la cama a las 16:00 seguía sin hacerse, ;-) recogí por encima la cocina y puse una lavadora. Es el momento de parar después de comer, hay días que estoy tan cansada que ni siquiera tengo hambre y decido comer después, a la hora de la merienda. Hoy comí a medias. Los trastornos alimentarios también son un síntoma de la fibromialgia.
En el momento de descanso intento dormir y rara vez lo consigo, es mi tiempo de redes, lectura o simplemente ver una película cuando mi mente está bloqueada o saturada. Hoy pude leer: "Harry Potter y el prisionero de Azkaban" jejeje ¡Me encanta! Creo que voy por la 4 vez que la leo. 
Como veis el día tiene sus cosas buenas ;-)
16:45 aprovecho de la que tengo que levantarme a tender la ropa y me tomo un café y a veces un calmante (depende del grado de dolor y las actividades de la tarde) hoy se presenta una tarde sin movimiento por lo que no la tomo. Como siempre, el parón sienta como una patada en el culo pero no porque me impulse hacia delante, que también, sino porque es volver a empezar a activar los dolores. Mientras descanso los dolores están en un estado plano y leve, al volver a moverme es como si activaran el botón de encendido.
Esta tarde será una tarde tranquila, mis riñones han dicho "ya" y no doy para mucho más aún asi cuando me reclaman en casa, casi todo el tiempo, me levanto y cumplo: "plancha mi camiseta" " donde esta..." "prepárame..." "hazme.." en fin... 
Lo peor es el estar continuamente parando y moviéndome. Está tarde será una tarde de: "Uuff" "ay" y demás versiones de queja al pinchazo de dolor al levantarme. Menos mal que el buen humor ya va apareciendo ;-) 


Mar. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina con respeto cuanto quieras, comparte tus vivencias o pregunta si tienes alguna curiosidad por saber.